Nacionales

YUCATÁN: SAQUEAN SANTUARIO ARQUEOLÓGICO

*Ya existen documentos de 42 hectáreas a nombre de los empresarios Juan Manuel Ponce Díaz y Rodrigo José Vega Espinoza, cuyo título de propiedad les otorgó el ex comisario Lorenzo Cauich Miam

Redacción/Sol Yucatán/Sol Campeche

Seyé, Yucatán.- Empresarios que pretendían asociarse con los ex comisarios Lorenzo Cauich Miam y José Francisco Burgos Pech para explotar un santuario arqueológico, fueron descubiertos por ejidatarios quienes afirmaron a Sol Yucatán que no permitirán que invadan las tierras.

Incluso, dijeron que esperan que el Instituto Nacional de Antropología e Historia, INAH, también gire un oficio dirigido a Rita Chuil, titular de la Procuraduría Agraria, para que esté enterada en caso de que los empresarios pretendan realizar cualquier trámite para ocupar estos montes ejidales, tal como sucedió en la comisaría Texán y Anexas, en el municipio de Hunucmá.

Esto, porque ya existen documentos de 42 hectáreas a nombre de los empresarios Juan Manuel Ponce Díaz y Rodrigo José Vega Espinoza, cuyo título de propiedad les otorgó Lorenzo Cauich Miam en su calidad de comisario ejidal el 27 de diciembre del 2015, durante una Asamblea amañada de cambio de destino, con el compromiso de que se asociarían para la explotación de este santuario arqueológico en donde además existe un cenote.

Estas tierras son ruinas de Santa Cruz, en este municipio de Seyé, en los límites con Tixkokob, y que son propiedad del ejidatario Tito Cetina Chuc, quien se constituyó en sociedad ganadera con otros campesinos.

Incluso, Sol Yucatán pudo conocer que estos dos empresarios en mención, tienen otras tierras que de igual manera les entregó Lorenzo Cauich en Asambleas que sólo ellos organizaban sin la presencia de otros ejidatarios.

O sea que Juan Manuel Ponce Días tiene aproximadamente 200 hectáreas, mientras que Rodrigo José Vega Espinoza otra cantidad similar, en distintos puntos de esta localidad, principalmente en la zona codiciada que es el tramo de la carretera Mérida-Cancún.

“Las tierras no se venden, son herencia para nuestros hijos porque, nuestros padres y abuelos las trabajaron y las cuidaron durante décadas, por ello no se venden y menos permitiremos que empresarios corrompidos con ex ejidatarios y abogados nos las quiten”, dijo Tito Cetina a este rotativo.

En este sentido, los agraviados preparan una demanda para formularla ante las instancias legales competentes.

“Ya estamos reuniendo la documentación que se requiere para denunciar a estos empresarios ante el Tribunal Unitario Agrario, por lo que lucharemos hasta conseguir que se retiren estos bandidos de tierras y que si pagaron alguna cantidad de dinero se la cobren a quien se las vendió”.

Finalmente, Tito Cetina recordó que Sol Yucatán publicó lo sucedido en Texán y Anexas, en donde Rafael Acosta Solís, uno de los saqueadores de tierras más grandes del Estado, pretendía construir un consorcio sobre vestigios arqueológicos y el INAH le paró el alto.

“Yo recuerdo que Sol Yucatán publicó una información en la que los corruptos Rafael Acosta Solís y un grupo de empresarios metieron maquinaria pesada para empezar a construir, incluso, se veía que ya habían lotificado pero el INAH les paró el alto gracias a que los ejidatarios con su comisario ejidal Rodolfo Koyoc se armaron de valor y se entrevistaron con el delegado del INAH”, refirió en entrevista con este medio de comunicación.

Incluso, agregó:

“Por eso, queremos que el INAH también le mandé a Rita Chuil un oficio para que los empresarios ni se hagan ilusiones de que se van a apoderar de nuestras tierras, aparte de que no se los permitiremos y ya estamos bien organizados”, concluyó diciendo este hombre del campo.

Cabe señalar, que esta empresa periodística también denunció a los empresarios y ex comisarios, que han contratado los servicios de inmobiliarias para vender predios que no les pertenecen, por lo que es importante alertar antes de comprar tierras para evitar que sean víctimas del delito de fraude de estos corruptos.

Tito Cetina pide ayuda al INAH para que empresarios no se apoderen de un santuario arqueológico en el predio de su propiedad, Santa Cruz, en Seyé.
Tito Cetina señala que son 42 hectáreas que dos empresarios se quieren robar porque el ex comisario ejidal Lorenzo Cauich les otorgó un documento de propiedad en una Asamblea amañada.
Los ex comisarios ejidales están contratando inmobiliarias para vender tierras que son propiedad delos ejidatarios de Seyé, por lo que piden a compradores que eviten ser víctimas de fraude.
Los ejidatarios de Seyé están unidos ahora más que nunca, y se han coordinado para llevar recorridos de vigilancia en sus parcelas para evitar que ladrones de tierras se apoderen de ellas.
Tito Cetina afirmó a Sol Yucatán que las tierras en Seyé no se venden porque son para sus hijos, por lo que piden que las autoridades los ayuden a sacar a los ladrones de su pueblo indígena.

Artículos Relacionados

SI VIAJA A LA CDMX, TOME SUS PRECAUCIONES

Redacción

QUINTANA ROO: EMPRESAS NO CALIFICADAS

Redacción

FGR VINCULA A 9 FUNCIONARIOS A PROCESO POR ASESINATO DE 19 MIGRANTES

Redacción

Deja un Comentario