Hoy Escribe

LA COSTUMBRE DEL PODER: AMLO, GOBERNANTE CON MAS FARIO

Gregorio Ortega Molina/Sol Campeche/Sol Yucatán/Sol Quintana Roo/La Opinión de México

*El mundo de hoy dista mucho de ser similar al que favoreció en México el desarrollo estabilizador, y donde a pesar de la corrupción el petróleo contribuyó al desarrollo y la creación de instituciones. Incipientes e insuficientes, sí, pero había paz social, ajena a la paz de los sepulcros de hoy

* GOOOOOL!, diría Ángel Fernández… AMLO anotó un tanto de dos años para favorecerse y perjudicar a la sociedad

*Asegurar que ganaron y conservan la mayoría es una desfachatez; Morena perdió para siempre los electores que dejó ir debido a su actitud contumaz contra la verdad y la amoralidad

*Reiterar el uso del término fifí significa que en AMLO es hondo el agravio recibido el domingo. Está en período de negación. Sostener que fue una elección limpia y no como las de antes, ¿significa que lo sentaron en la silla del águila con trampa? Él lo dijo

Siempre he tenido la firme convicción de que las personas de éxito contribuyen a crear las condiciones requeridas para lograrlo, aunque ahora los efectos de la globalización me obligan a revisar si es así de sencillo, o hay épocas en que una sucesión de hechos ajenos a la voluntad, o impuestos como consecuencias irreversibles de actos concretos, imponen cambios que no se buscaron. Muchos de ellos son perjudiciales para los propósitos políticos, económicos y sociales requeridos para permanecer totalmente Palacio… Nacional.

¿Estamos ante un cambio de civilización? Hemos transitado del nomadismo a la agricultura, con todo lo que ella trajo consigo de necesario aprendizaje y orden. Al cultivar la tierra nos cultivamos a nosotros mismos.

Del reposo nos cansamos, encontramos la rueda tanto para transportar las mercancías como para llevarnos a otros horizontes; de la manufactura evolucionamos a la revolución industrial y a la conquista de la velocidad sobre el tiempo, que es indomeñable e impone su ritmo como un absoluto. Los 60 segundos únicamente se completan al transcurrir el minuto, no antes, tampoco después.

Al comprenderlo, la inquietud por nuevos conocimientos y la necesaria comunicación secreta entre ejércitos y gobiernos, condujo a Internet y la revolución cibernética, que nos trajo el tiempo real, acompañado de la realidad virtual. La rapidez de la comunicación modificó el contacto humano, transformación agudizada por la sana distancia.

Todo trae con la globalización el automatismo o robotización y una genuina búsqueda en la necesaria preservación del medio ambiente. Tarde nos damos cuenta del cuidado que exige la casa común. Sin globalidad no hay avance en la defensa de la naturaleza.

Andrés Manuel López Obrador accede al poder en la creencia de que, desde el punto de vista de control político y económico, nada se mueve ni modifica. Se muestra incapaz de comprender que lo válido en la mañana, por la noche estorba. Imposible para él modificar sus creencias y convicciones, y da por hecho que impondrá su voluntad para modificar su entorno y continuar con el uso del combustóleo, por ejemplo, porque hoy es igual a ayer.

Para distanciarlo de la realidad y asediarlo con el mal fario, lo acosan las tragedias naturales y mecánicas, y lo mismo bajo su guardia aparece el Covid-19, se le cae la línea 12, es necesario liberar a Ovidio Guzmán y deja de haber presencia de Estado en amplias zonas de la república, así como se reordena la Cámara de Diputados.

El mundo de hoy dista mucho de ser similar al que favoreció en México el desarrollo estabilizador, y donde a pesar de la corrupción el petróleo contribuyó al desarrollo y la creación de instituciones. Incipientes e insuficientes, sí, pero había paz social, ajena a la paz de los sepulcros de hoy.

Andrés Manuel López Obrador llegó al poder en ayunas de los efectos de la globalización y la geo seguridad regional y el mundo de América del Norte, porque para él mismo resulta imposible modificar su percepción del mundo. Agreguemos su mal fario.

Ahora sabemos de qué está hecho Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Es de esos agachones que cae dentro de ese grupo definido por el dicho de las abuelas: el que calla otorga. Tuvo la suficiente reciedumbre para no romper el silencio y dejar que el regalo le cayera de las páginas del Diario Oficial de la Federación fechado el último lunes.

Ni modo… continuarán esforzados en vernos la cara y meter goles, porque son seres humanos chapados a la antigua, de esos que consideran que el que parpadeó perdió. Llenarán la faltriquera como los de antes, y ni quien reclame. Todavía joderán más al México bueno y sabio, con esa legalidad que les garantiza el presidente de la SCJN.

AMLO está seguro de haber ganado, de que todo permanece igual, y así se conducirá. Quienes pagaremos los costos de su actitud somos los mexicanos de a pie, porque polarizará más a la sociedad, ya que la confrontación es su zona de confort. Los números del INE dan la realidad real.

No quiere aceptar la derrota, incluso se confunde y afirma que el domingo hubo una elección limpia, no como las del pasado; ¿significa que él obtuvo la banda presidencial en un triunfo sucio? Él lo dijo.

Reiterar el uso del término fifí para sostener que es el mismo campeón del viernes 4 de junio, indica el tamaño del agravio que resiente. Está en periodo de negación.

Artículos Relacionados

SIN LÍNEA

Sol Campeche

OTRAS INQUISICIONES

Sol Campeche

DESAFÍO

Carlos Jesús Zaldívar Cazola

Deja un Comentario