Blog del Narco Reportajes Especiales

HERRERA BELTRÁN: EL SANGUINARIO “Z-1” CUANDO GOBERNÓ VERACRUZ

ESPECIAL: FIDEL HERRERA BELTRÁN

*vinculado al crimen organizado desde hace más de cuatro décadas
*Relacionado con el zar de las anfetaminas, Zhenli Ye Gon
*Uno de los 10 mexicanos más corruptos, según Forbes
*Los Zetas cabalgaron con Herrera Beltrán
*Vinculado a la compra de medicamentos falsos para niños con cáncer
*No podrá ser llamado a cuentas: yace inmóvil en una silla de ruedas

Sol Campeche/Reportajes Especiales

Veracruz.-Fue necesario que transcurrieran más de 40 años y que intervinieran gobiernos y medios extranjeros, para que por fin quedaran al descubierto y se investigaran los vínculos del ex gobernador Fidel Herrera Beltrán con el crimen organizado, principalmente con el Cártel de Los Zetas, ya que cuando gobernó el estado de Veracruz se le conoció como “El Z-1”, por su abierto apoyo a la organización criminal que durante su mandato hizo suyo el estado y lo convirtió en su santuario.

Desde que Herrera Beltrán se inició en las lides políticas, a la edad de los 30 años (nació en 1949 en Nopaltepec, Veracruz), como diputado por el Distrito 16, ya se vislumbraban sus nexos con gente nada recomendable y después, nuevamente como diputado, senador, gobernador y finalmente como cónsul de México en Barcelona, España, ya en 2015, confirmó lo que se decía de él desde 1979.

Cuando fue postulado como candidato priísta a la gubernatura de Veracruz, ya eran más que sospechas los nexos que guardaba con la delincuencia organizada, toda vez que jamás se preocupó por guardar las apariencias o disimular sus vínculos con criminales y luego ya como mandatario, a lo largo de su gestión, de 2004 al 2010, sus relaciones se volvieron más que evidentes.

Su historial delictivo, no sólo como protector sino como miembro activo de Los Zetas, es largo y complejo y, al menos en México, durante el tiempo que el Partido Revolucionario Institucional detentó el poder y lo sostuvo en su carrera política nunca se le molestó, por lo que pudo tejer toda una red protectora y activa con miembros de la delincuencia organizada.

RELACIONADO CON EL CHINO ZHENL YE GON

En el año 2007, se le encontró al chino Zhenli Ye Gon, conocido como El Zar de las Anfetaminas, una credencial firmada por Fidel Herrera Beltrán, que lo acreditaba como enlace legislativo del Senado.

Cuando fue detenido Zhenli Ye, el 23 de julio de 2007, señaló a muchas autoridades como sus amigos y contactos, incluso al entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, pero sólo habló de Herrera Beltrán como uno de sus favorecidos, al que financió su campaña para que llegara a ser gobernador de Veracruz.

En grabaciones presentadas por el entonces presidente del PAN, César Nava Vázquez, se escuchaba como Herrera Beltrán le pide (a Zhenli) que le haga una carta para llevársela al secretario de Gobernación y le indique que se necesitan cien patrullas para el norte del estado.

En otra grabación, Herrera pide dinero en efectivo a uno de sus operadores políticos para apoyar la campaña de Sara Luz Herrera Cano, candidata priista a la presidencia municipal de Alvarado, Veracruz, “ahora es cuando hay que darle todo el apoyo a ella”, le dice.

En cierta ocasión el periódico Excélsior publicó que Herrera usaba recursos públicos de Veracruz para apoyar a candidatos priistas en las elecciones y en respuesta, el político hizo que retiraran en toda la entidad los ejemplares del diario.

UNO DE LOS 10 MEXICANOS MÁS CORRUPTO

En el 2013 formó parte de la denigrante galería de la revista Forbes, al figurar en el octavo lugar de los 10 mexicanos más corruptos; para desmentir lo publicado dijo que había enviado una carta aclaratoria a los directivos de la revista Forbes para que rectificara. La misiva apareció en algunos medios locales de Veracruz, pero lo cierto es que jamás llegó a la referida revista.

EN 2015 YA TENÍA SU EJÉRCITO DE BOTS PARA DENOSTAR

El 24 de junio de 2015 la Policía Federal registró una llamada telefónica entre Adrián Ruvalcaba Suárez y Juan Carlos Zaragoza Ríos, empleados de Televisa, quienes, junto con Alejandro Emiliano Zapata, crearon una red para denostar y atacar, por encargo, a quienes Herrera Beltrán consideraba sus enemigos.

CUANDO HERRERA BELTRÁN CABALGÓ CON LOS ZETAS

En su informe de 2017, la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas, da cuenta que el 27 de mayo de 2006, en la tradicional cabalgata de Ozuluama, a lomo de caballo cabalgaron juntos Fidel Herrera Beltrán y su amigo, Francisco Antonio Colorado Cessa, mejor conocido como “Pancho Colorado”, uno de los más importantes lavadores de dinero del Cártel de Los Zetas.

No había recato, sabedor de su impunidad, Herrera paseaba seguro, junto a uno de los principales narcos, camuflado de empresario. Era motivo de orgullo posar para la foto con el narco empresario que lo mismo le trabajó a Pemex que al gobierno de Veracruz y al de Coahuila, o compraba caballos cuartos de milla en millones de dólares para sea patrones: Los Zetas.

Sin embargo, esas gráficas, al paso de los años se convertirían en clavos ardientes que ya no se despegarían de Herrera Beltrán y que terminarían siendo mudos testigos de los nexos entre el entonces mandatario y el “don”, que acostumbraba enviar hieleras con las cabezas de sus enemigos.

Pancho Colorado sería detenido y condenado a 20 años en una cárcel de los Estados Unidos, donde en marzo del 2008 finalmente moriría de un infarto al miocardio.

También fueron detenidos otros miembros de Los Zetas que terminarían colaborando como testigos bajo protección en Estados Unidos, cuyos testimonios serían determinantes para constatar la protección oficial, los sobornos en campaña, el lavado de dinero, contratos, adjudicaciones y ventas de terrenos a precios irrisorios.

Una de esas declaraciones señala que Efraín Teodoro Rorres, “El Z-14”, entregó personalmente a Pancho Colorado 12 millones de dólares para apoyar la campaña electoral de Fidel Herrera como gobernador de Veracruz en el 2004.

Herrera Beltrán llegó y a partir de ahí Los Zetas hicieron suyo a Veracruz, convirtiéndolo en su santuario.

Otro de los que señalan con índice de fuego a Herrera Beltrán, es el sacerdote y activista José Alejandro Solalinde Guerra, que responsabiliza a Herrera Beltrán por secuestros de migrantes.

“Desde 2009 yo dije que Fidel Herrera Beltrán era el Z-1 en Veracruz; que estaba detrás de los secuestros a migrantes y de las desapariciones y nadie hizo caso”.

El fundador del albergue para migrantes Hermanos en el Camino, aseguró que el 15 de enero de 2009, responsabilizó a Herrera Beltrán por plagios de personas en la frontera sur de Veracruz, luego del informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que advirtió sobre miles de plagios, que generaron ganancias hasta por 25 millones de dólares.

El presbítero aseguró que el tema de los secuestros a migrantes en Veracruz, lo expuso al entonces secretario de Seguridad Pública en México, Genaro García Luna, “nos vimos en su búnker y yo se lo dije en su cara, que Fidel Herrera Beltrán era “El Zeta 1”, que estaba en lo de los secuestros. ¿Por qué no hizo nada?”.

También denunció que Veracruz era la fosa más grande de México:

“Ya se abrieron las de Colinas de Santa Fe (en donde se encontraron 250 cuerpos) y en Alvarado, pero faltan las fosas más grandes que están ubicadas en Tierra Blanca, Coatzacoalcos, Orizaba, Córdoba; son varias las zonas que se tienen que investigar y que son de los últimos 12 años”.

No obstante, tales antecedentes, el entonces presidente Enrique Peña Nieto lo nombró cónsul en Barcelona, España, designación que causó descontento no sólo en la oposición sino en el seno del mismo PRI y en el gobernó español.

El puesto diplomático lo asumió el 19 de octubre de 2015 y 15 meses después, el 18​ de enero de 2017, se vio precisado a renunciar en medio de una serie de escándalos y acusaciones en las que lo señalaban como uno de los políticos mexicanos más corruptos.

Su cuestionable trayectoria originó que apenas ocupara la sede del consulado de México en Barcelona, fuera monitoreado por agentes de los Mossos d´Esquadra de la Policía de Cataluña y por miembros de la DEA de los Estados Unidos que comenzaron a recopilar información de inteligencia sobre el nuevo cónsul mexicano y sus relaciones con gente vinculadas a actividades ilícitas, incluido el narcotráfico.

A su llegada, el Periódico de Cataluña publicó: “Barcelona tendrá un cónsul mexicano vinculado con el narco” y comenzaron a surgir muchas otras actividades ilícitas del flamante diplomático mexicano.

Los servicios de inteligencia de los Mossos, recibieron información sobre cómo Herrera Beltrán podría estar relacionado con redes de blanqueo de dinero y de tener relaciones criminales con importantes traficantes de drogas en Cataluña.

Toni Rodríguez, de la División de Investigación Criminal, en entrevista para The Cartel Project, dijo que se trató de una investigación coordinada por el consorcio internacional de periodistas Forbidden Stories, en la que participan 60 periodistas de 25 organizaciones y medios de 18 países, incluidos Proceso, The Washington Post, The Guardian, Le Monde y El País.

Los mexicanos residentes en Cataluña, recriminaron al gobierno de Enrique Peña Nieto el nombramiento de un político con una biografía pública tan negra, un hombre vinculado a las más cuestionables prácticas del sistema priista y sobre quien pesaban graves acusaciones en Estados Unidos y en México de sostener presuntos vínculos con el crimen organizado.

La Taula per Mèxic (Mesa por México), una plataforma que trabaja a favor de los derechos humanos, sostenía en un comunicado que Herrera Beltrán estaba “ligado con la violencia, la corrupción, el abuso de autoridad, la impunidad, el saqueo sistemático de las arcas públicas y la violación reiterada de los derechos humanos durante el tiempo que fue gobernador de Veracruz”.

De hecho, Gerardo Pisarello, teniente de alcalde de Barcelona, escribió una carta al Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC), José Manuel García-Margallo en la que cuestionaba la autorización a Herrera para ocupar el consulado mexicano y le hacía ver que las relaciones internacionales “deben obedecer a principios éticos y de respeto a los derechos humanos”.

Durante la etapa de recolección de pruebas e indicios, la policía catalana pudo elaborar un diagrama que conectaba las relaciones que el político mexicano iba forjando.

Uno de los contactos significativos de Herrera, fue con Simón Montero Jodorovich, presunto líder de un grupo de narcos originarios de Centroeuropa, la más activa en la distribución de droga en Cataluña, investigada por tráfico de drogas, blanqueo y tenencia ilícita de armas.

Su abrupta renuncia el 22 de enero de 2017, luego de 15 meses, se precipitó a las acusaciones que formuló el entonces gobernador Miguel Ángel Yunes, en el sentido de que, durante su administración en Veracruz, se compraron y suministraron medicamentos falsos para el tratamiento de menores con cáncer.

La policía catalana detectó una estrecha relación entre Herrera y Bernardo Domínguez Cereceres, propietario del grupo editorial Malpaso. Este empresario chihuahuense fue arrestado en España en 2018 por blanquear dinero en México para su socio Jordi Pujol Ferrusola, el primogénito del expresidente catalán Jordi Pujol.

Para los investigadores había quedado claro que Fidel Herrera “fue enviado aquí a hacer lo mejor que sabía hacer: construir relaciones y, efectivamente, en Barcelona llevó a cabo una febril actividad, era muy difícil saber dónde su actividad como cónsul acababa y donde empezaba su actividad como representante del cartel”, explicó un mando de una fuerza de seguridad.

El rechazo era tal, que la entonces embajadora de México en España, Roberta Lajous, a pesar de ser una priista declarada no ocultaba su malestar por la llegada del polémico político y dio órdenes a su equipo que evitara a toda costa fotografiarla con Herrera durante cualquier evento, en tanto que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pidió explicaciones al ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC) del por qué se habían aceptado sus credenciales.

Ahora, tras su polémico y cuestionable desempeño, a casi cuatro años de la salida de Herrera, la sola mención de su nombre todavía provoca miedo entre la comunidad mexicana en Barcelona.

“Hubo gente que entró en paranoia”, cuenta un mexicano residente en la capital catalana, recordando la reacción que se produjo tras el nombramiento de Herrera como cónsul, “muchos de nosotros sentimos como si la podredumbre de la violencia y la corrupción en México se expandiera repentinamente y llegara hasta aquí”.

Actualmente Fidel Herrera Beltrán yace inmóvil en una silla de ruedas luego de haber sufrido dos derrames cerebrales, uno el 22 de marzo de 2018 y el otro el 10 de abril de este año y de aquél poderoso personaje no queda nada, ni siquiera podría ser llevado ante la justicia, en caso de ser hallado culpable, dado su deteriorado estado de salud.

Artículos Relacionados

FUSILAMIENTOS (6/7 PARTES)

Sol Campeche

UNA REVOLUCIÓN ESTÁTICA, LA DEL 68´ (6/7 PARTES)

Sol Campeche

UNA LISTA “DE LUJO”, LOS ACUSADOS (3/7 PARTES)

Sol Campeche

Deja un Comentario